Lecciones de creatividad inspiradas por Osho

“La vida tiene que ser multidimensional, solo entonces tiene sentido. Nunca reduzcas la vida a una sola dimensión. Eso también es un problema. Alguien se convierte en un ingeniero, y piensa que todo ha terminado. Se identifica con ser un ingeniero. Entonces, durante toda su vida, es solo un ingeniero…y podía haber hecho millones de cosas de él pero se mueve en un solo camino. Se aburre, está harto. Está cansado, saturado. Va arrastrándose”.

Este concepto me hace acordar muy claramente a Nokia. La empresa finlandesa de trabajar la madera pasó a ser la número uno en telefonía móvil. Un caso concreto de multidimensionalidad y reinvención.

“El erudito nunca encuentra. Su conocimiento es una barrera”

Me viene rápidamente a la cabeza la historia de J.K. Rowling, autora de Harry Potter. Algunos eruditos del mundo editorial, exactamente once, no pudieron encontrar en sus líneas la promesa de un éxito editorial. 

“El mundo nunca perdona que una persona traiga algo nuevo al mundo. La persona creativa inevitablemente será castigada por el mundo, recuérdalo. El mundo aprecia a la persona no creativa pero habilidosa, a la persona técnicamente perfecta, porque la perfección técnica simplemente significa perfección del pasado”

Brindar ejemplos en este caso sería una falta de respeto. Son miles a lo largo de la historia quienes fueron sentenciados por sus innovaciones y genialidades, avanzadas para su época. Solo el paso del tiempo los pudo ubicar en el lugar que les correspondía. A veces muchos siglos después de su muerte.
Pasó. Pasa. Pasará.

“Vuestras universidades no crean Shakespeares, Miltons, Dostoievskis, Tolstois, Kahil Gibrans. Vuestras universidades crean solo basura, totalmente inútil. Esta es la actividad intelectual que se está llevando a cabo en las universidades. El intelecto está en la cabeza; la inteligencia es un estado de despertar del corazón. No existe la posibilidad ninguna de creatividad intelectual. Puede producir basura (es productiva, puede fabricar), peor no puede crear.”

No puedo dejar de pensar en los Steve Jobs, en los Bill Gates y en los cientos de hombres de negocios a los cuales la universidad no pudo contener un espíritu emprendedor irrefrenable. La lista sigue y seguirá. Existen “caballos salvajes” que no pueden contener los claustros. Eso es bueno, finalmente se forma una alquimia perfecta entre los conocimientos académicos y las enseñanzas empíricas y de campo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s