Semillas femeninas 馃寽(Agua, t茅 chai, coraz贸n)

1936355_1169086660871_4412091_n

Ayer fue un d铆a en el que me vino con mucha intensidad una etapa del pasado. No con sensaci贸n nost谩lgica ni con ninguna connotaci贸n negativa o de echar de menos, sino m谩s bien de agradecimiento. Es echar la mirada atr谩s y ver en qu茅 momento empez贸 un aprendizaje que no ha dejado de cesar y hoy volviendo la vista, con la perspectiva de los a帽os, ves el recorrido del camino. Y te das cuenta que hay mucho aprendizaje adquirido a ra铆z de esos “peque帽os encuentros” que fueron enormes.

Es curioso como muchas veces, las cosas que m谩s aparecen “por casualidad” o m谩s bien dicho, sin buscarlas, sin planearlas, sin forzarlas, sin tener intenci贸n de que pasen, son las situaciones que suelen impactar y mover de forma inmensa.

Y as铆 nos paso a帽os atr谩s… La ciudad de los colores como dec铆a mi amiga Sissi (Barcelona) fue el escenario en el cual, esta magia se pudiera desplegar y diera como fruto una uni贸n entre lo que est谩 m谩s all谩 del ego, de la mente y del raciocinio de un grupo de personas, a la vez que de forma individual, nos re-conect贸 a cada un@ con el coraz贸n.

Todo empez贸 en mi caso a raiz de unos dolores en las cervicales (a煤n me r铆o de esos dolores) porque me llevaron a contactar con una amiga de una amiga que hacia masajes. Sin saber m谩s, ah铆 fui, y esos masajes en realidad y por no haberme informado por completo, eran masajes energ茅ticos, y una vez ah铆, al saber que no era una sesi贸n de fisioterapia, igualmente decid铆 quedarme y hacer la sesi贸n energ茅tica.

Y de esa “casualidad” o “error” empez贸 a crecer un crecimiento interior que no ha cesado. Ya anteriormente no hab铆a descuidado el trabajo conmigo misma pero ahora s茅 y veo que ese fue el punto culminante donde todo comenz贸 a acelerarse. Fue el inicio de la recuperaci贸n de mi propia esencia. No excluyo ni mucho menos, todo lo anterior a eso, otras terapias, etc, todo fue un proceso evolutivo y sin lo anterior no hubiese llegado a ese momento con la conciencia que ten铆a. Pero si es cierto que a raiz de ah铆, todo se aceler贸 dentro.

Y de esa sesi贸n fueron muchas m谩s a la par que le coment茅 a otras amigas sobre esas sesiones, todas nosotras carg谩bamos con “grandes mochilas” y cada sesi贸n era una limpieza, un peque帽o espacio semanal para uno mismo.

Y de esas sesiones individuales, meses despu茅s, formamos un grupo de meditaci贸n. Hac铆amos talleres dirigidos a la mujer, la conexi贸n con la energ铆a femenina.

Al principio recuerdo que todas nosotras, l贸gicamente cuando comienzas algo y empiezas a experimentar lo nuevo, and谩bamos medio perdidas y torpes. Nos costaba mucho realizar las respiraciones, el cuerpo se resist铆a, sal铆a mucho la mente, sal铆an emociones, barreras, y muchas cosas m谩s. Pero s铆 recuerdo la sensaci贸n que ten铆amos todas, de uni贸n. De mirarte a los ojos, al finalizar el taller y ver mucho m谩s de lo que solemos ver porque no nos mir谩bamos realmente, no hacia adentro. Y que se desplegara ah铆 una energ铆a de ternura en el grupo, que s贸lo es explicable si lo has vivido. No s茅 si lo puedo expresar aqu铆 con palabras. Es algo as铆 como si siempre has visto la vida con una tonalidad y de repente te das cuenta que hay m谩s tonos, y eso hace que al ver al de enfrente, veas con mayor profundidad, de forma m谩s cercana y real. Y no me refiero a que todo lo que sali贸 all铆 fuera amor, agradecimiento, plenitud o cosas que se consideran positivas, porque no fue as铆, ah铆 sali贸 mucha oscuridad de todas y cada una, sino la forma como se mira a la oscuridad de uno mismo y de los otros. No con rechazo sino con comienzos de aceptaci贸n.

Eso nos hizo derribar poco a poco, a nivel grupal, la mirada que muchas veces tenemos las mujeres sobre todo entre mujeres de competitividad, prejuicios, cr铆ticas, envidias, comparaciones y mil formas m谩s que tiene la inseguridad y el desconocimiento de uno mismo, de proyectarse y en vez de saber ser compa帽eros, ser rivales.

Se nos cay贸 el velo del juicio (y eso no significa que a d铆a de hoy todas hayamos dejado siempre de juzgar, el juicio es algo que va muy arraigado al ego y no es tan sencillo desidentificarnos del ego) pero s铆 tomamos consciencia de c贸mo nos trat谩bamos en muchas ocasiones por rivalizar y haber mantenido dormido el don de la empatia, el respeto y la receptividad. Dones muy femeninos que en esencia, somos y hab铆amos desconectado de ello. Unas por tener m谩s tendencia a desenvolverse con la energ铆a masculina dentro de ellas y otras aun siendo m谩s agua, con m谩s energ铆a femenina, por habernos “castrado” eso, no supimos dirigir esa energ铆a y una energ铆a femenina “mal dirigida” o siendo inconscientes de esa sabidur铆a, roza la empatia, repectividad con ser permisivo, compasivo sin l铆mites y con la creencia de no merecer.

Con un ejercicio tan sencillo como estar sentados en grupo, en silencio, respirando, mir谩ndote a los ojos durante unos minutos, se ven tantas cosas de los dem谩s, y reflejan tantas cosas a la vez. Era muy fuerte y emotivo. De repente, te dabas cuenta que las cosas m谩s importantes pasan desapercibidas porque tenemos los sentidos puestos en todo queriendo controlar o con la mente tan activa que lo primero que sale al tener a una persona en frente es una etiqueta o un juicio, algo que encasille a la persona para que podamos tener controlado lo que creemos que es esa persona, y no miramos m谩s all谩 por estar agarrados al juicio.

Cuando se dice que los ojos son el reflejo del alma, en verdad, los ojos dicen tanto sin decir nada. El silencio esconde mucho, si sabemos descifrarlo. Si sabemos parar y observar.

Y de encuentros as铆, comenzaron a a suceder “an茅cdotas inexplicables” para la mente, mucha sincronicidad por todas partes, al principio nos daba miedo realmente, porque eran cosas que por mucho que hubi茅ramos tratado de planificarlas, no hubieran podido suceder, cosas inexplicables, como si fuera pura magia y algo invisible que va m谩s all谩 del orden de la mente, te est谩 llevando por caminos que se cruzan y conexiones asombrosas. Quiz谩s esto se podr铆a llamar “Despertar de la consciencia” a nivel grupal, 聽o reconexi贸n de cada una en un trabajo de grupo. No importa. Pero s铆 fue un antes y un despu茅s. Porque a帽os despu茅s a cada una de nosotras, nos marc贸, nos dio unas herramientas enormes para que podamos trabajarlas dentro de nosotras y a nivel grupal, aunque cada una est茅 en un lugar, siguen pas谩ndonos cosas similares al mismo tiempo, sincronicidades, y todas sentimos que ah铆 se forj贸 una gran uni贸n.

Hoy puedo ver que gracias a esas ense帽anzas, fui restableciendo sabidur铆a esencial soltando capas y capas de mente y ego. Caretas de alguien que realmente no era y me fui acercando a lo que realmente si soy. No es sencillo, ser esencial es sencillo, soltar caretas, ego y naturaleza egoc茅ntrica no lo es realmente, requiere trabajo, compromiso con uno mismo, y ser muy honesto y valiente para no abandonar por el camino, y no tiene metas, no hay un fin, no se trata de ahora soy m谩s sabio que antes y ya lo tengo todo aprendido. NO.

Contra m谩s resuenas y se eleva la esencia, a la vez que m谩s sabidur铆a sube, menos sabes lo que va a pasar, y dejas de querer tener el control porque en esa sabidur铆a que sube ves que la vida en s铆 es un misterio, en cambio desde el ego, todo lo queremos controlar por miedo a lo desconocido. Desde la esencia es un d茅jate fluir y conf铆a.聽

Mucha reconexi贸n en estos a帽os, mucho soltar, capas que caen, verdades ficticias que esconden verdades universales, y contra m谩s conectas, m谩s necesitas soltar. Quitarte el disfraz que te has puesto por identificarte con normas, personalidad, sociedad, familia etc y darte cuenta de lo lejos que estabas de ser lo que eres y lo que somos. Porque eso de que todos somos uno adem谩s de bonito es real. En esencia todos lo somos, UNO. Pero es dificil de ver y de entender desde la mirada del ego.

En resumen, me sale compartir esto hoy, para agradecer y reconocer que de aquellas lejanas y peque帽as semillas que sembramos, han crecido muchas flores y no han parado de reproducirse.

As铆 que gracias a todas las personas que formaron parte de mi realidad en aquellos momentos tan m谩gicos y que siguen formando parte, por haber construido entre tod@s esa realidad tan potente, por todas las herramientas adquiridas, por haberos quitado m谩scaras frente a m铆 sin reparo, por vuestra confianza, apertura, vuestros abrazos, cari帽o, empat铆a, largas horas de paciencia escuch谩ndome por mi monotema “rizado”, por el t茅 chai, las excursiones pasadas por agua 馃榾 las sonrisas y las l谩grimas, por haber sido cada una tal y como era, en el momento en el que estaba… por los espejos que nos hicimos, por TODO!!! GRACIAS LIND@S聽馃挌

Si a alguien le interesa informares sobre los talleres que realizamos, esta es la WEB de la amiga que imparte dichos talleres. Son fant谩sticos!!

Y no puede faltar esta canci贸n para cerrar 馃檪

 

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Semillas femeninas 馃寽(Agua, t茅 chai, coraz贸n)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi贸n / Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi贸n / Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi贸n / Cambiar )

Google+ photo

Est谩s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi贸n / Cambiar )

Conectando a %s