7 preguntas y respuestas sobre consumo de ropa

autocuestionario

 

Después de haber indagado en el proceso creador y los diferentes tipos de moda respetuosa en el post anterior “¿Te gustaría conocer el trasfondo de la moda?” (si no lo has leído recomiendo que lo hagas ya que va al hilo con este post y se van a repasar ideas de dicho post), aquí voy a auto-cuestionarme algunas preguntas (posiblemente alguno de vosotros se haga también estas preguntas) con el fin de tener unas pautas a la hora de consumir.

 

Síntesis de ideas básicas:

  • Proceso pre-producción: Una creación que parte desde la expresión del creador, nos está contando una historia a la vez que el diseñador pone en práctica sus dones y talentos.
  • Dentro del proceso de producción hay dos partes destacables: los materiales utilizados y la mano de obra.
  • En cuanto al proceso de post-producción, hay que tener en cuenta el embalaje y el envío.

A partir de aquí, me surgen algunas preguntas que voy a tratar de responderme para encontrar una fórmula a la hora de elegir ropa y complementos.

 

Charla/reflexión interna conmigo misma 😀 ⇓

1- Me ha quedado claro que la etiqueta “moda ecológica” y “moda biológica” consiste en generar el menor impacto ambiental posible y por el uso de materiales provenientes del cultivo ecológico. Hay una pregunta que me ha rondado muchas veces, tanto en el sector textil como en otros sectores. Pero voy a focalizar en el sector textil .
¿Puede ser 100% ecológica y/o biológica una prenda?

Mmmm por poder ser si. Pero no es lo habitual ni tampoco me parece que pueda ser comercializada a una escala media-alta.
(Teniendo en cuenta que al decir 100% ecológica lo entiendo como libre 100% de impacto ambiental nocivo. Y proveniente de materiales cultivados 100% de forma ecológica.)

Mi razonamiento es el siguiente:

-Proceso pre-producción: Ya sabemos en qué consiste este proceso gracias al post anterior.
Así pues, si partimos de la esencia más pura, que es la idea, el propósito fundamental del diseñador es expresar algo. Contarnos y compartir una historia.

Materiales a tener en cuenta que se suelen usar en el proceso pre-producción:

  • Lápiz o bolígrafo, goma, carboncillo.
  • Pinturas de colores (acuarela, lápices de madera…).
  • Papel.
  • En caso de que se diseñe por ordenador: ordenador + programa de diseño que se use.
  • Muestras de tejido seleccionado.

*Definir los materiales depende de cada marca, cómo están hechos esos productos, dónde están hechos, etc.

 

-Proceso de producción:

Materiales y herramientas básicas en el proceso de producción:

  • Papel para patrones.
  • Tejidos seleccionados.
  • Máquinas de coser.
  • Utensilios de costura: hilos, tijeras, tizas para marcar, botones, cierres, cremalleras, etc.
  • Etiquetas.

 

-Proceso post-producción:

Materiales y herramientas básicas en el proceso post-producción:

  • Planchas.
  • Etiquetas exteriores (suelen ser de papel).
  • Embalaje (bolsas, cajas, etc).

 

¿Puede ser todo lo que se use en dichos procesos ecológico y/o biológico?

Puede ser, pero es complicado que absolutamente todo cumpla esos requisitos, más que nada por el hecho simplemente de que al realizar un envío de una prenda o de un material que se use en el proceso de producción, ya se está creando impacto medioambiental.

Así que el tema de ser 100% ecológico y/o biológico desde mi punto de vista, es muy complicado que lo cumpla ya que es un proceso amplio y desde el punto 0 al final del proceso, de una forma u otra lo habitual es que genere algún impacto medioambiental.

 

¿Y por qué digo que sí puede ser 100% ecológico en la respuesta de arriba?

Porque hay casos excepcionales en los que si realizan este tipo de producción. Cuando se trata de un trabajo totalmente artesano, se teje el propio tejido que se va a usar para confeccionar la prenda, y ese tejido proviene de plantaciones libres de pesticidas y abonos químicos. Se cose la prenda (en ocasiones incluso a mano sin máquina de coser) y todo el proceso de producción es totalmente manual y libre de impacto ambiental. Pero esto no es lo habitual.

Cuando se nombra una prenda como “ecológica o biológica” lógicamente se define como proveniente de materiales cultivados de forma ecológica y que generan EL MENOR impacto ambiental. El menor, porque ya hemos visto que es prácticamente imposible no generar nada de impacto medioambiental.

Hay que tener en cuenta que en el sistema en el que habitamos, es casi imposible no contaminar pero si es posible contaminar MENOS.

Y no hay que dejar de lado lo humano y social. Porque es tan importante cuidar el medioambiente como cuidar lo humano. Aquí es cuando entra el fenómeno “moda sostenible”. Tener en cuenta que tras un proceso de producción, hay mano de obra que merece un respeto y dignidad.

 

2- Hablando de la mano de obra, ¿es posible de cara al consumidor, que se confeccione en condiciones y sueldo digno sin elevar mucho el precio final de la prenda?

Esto me hace pensar en 20, 25 años atrás. Cuando en España la industria textil era una industria fuerte. Ahora cuando dices que es real y posible confeccionar por ejemplo en España, con algunas personas que he tenido esta charla, me miran como si viniera de la luna… como si fuese una idea disparatada… asumen que la realidad es como es, y ya está… que no se puede hacer nada, que el mundo funciona así, producción en Asia y es lo que hay.

No estoy hablando de siglos atrás, sino de años atrás, cuando había talleres de confección en muchos lugares de España… no han pasado 200 años de eso, yo lo he visto!
Y la ropa era accesible a todo el mundo. No tenías que tener un super nivel económico para poder comprar ropa. No es algo irreal o imposible que existan talleres de confección en este país. Ni por ello la penda ha de incrementar el precio de forma desorbitada. La cuestión es que las marcas que cuidan a los empleados, con sueldos dignos, y ponen a la venta productos accesibles, no son los más ricos de España ni del mundo. Esa es la cuestión. Y tampoco hace 20, 25 o 30 años atrás el consumo era tan rápido. Era más duradero, de calidad y a precios razonables pero no había tantos chollos!

Trabajé para una empresa de ropa que tenía casi 40 tiendas por España. Tenían su fábrica con producción textil en un pueblo de Barcelona. Sus productos eran accesibles para todo tipo de público y eran productos de calidad. Unos leggings de esa marca, me duraron 10 años, con el paso del tiempo algo descoloridos, pero sin un agujero. Lo más caro que podría ser un abrigo, rondaba los ciento y pico euros. Lo más barato que eran camisetas básicas, rondaban los 15 euros. En rebajas eso si, no podían hacer descuentos de 70% porque sino perdían dinero. Lo máximo que podían rebajar era un 40% para no perder dinero. Los jefes de esta empresa, tenían contentos a sus empleados, con sueldos dignos, buen ambiente en general en fábrica y en tiendas, con sus más y sus menos, pero no había un trasfondo de inhumanidad y crueldad. Sino de cuidar a la gente, porque sin esa gente, no estaría donde estaba la empresa. Y ellos lo sabían. Era una empresa grande pero con la raíz de mantener el cuidado y la cercanía, se mantenía ese “formato familiar”.

El miedo como consumidor es que no pueda comprar ropa, que incrementen mucho el precio por ser confeccionado de una forma que se pague más a la mano de obra (sueldo digno y humanidad). Esa es la gran creencia de miedo para que no haya cambios. ¿Ibas desnudo 25 años atrás? ¿No te compraban ropa por no poder pagarla?

 

3- Y si no incrementa tanto el precio con un trasfondo de producción respetuosa y local, ¿cómo puede ser que tantas empresas participen en la producción en Asia (deslocalización) que les proporciona mano de obra barata?

Esto es sencillo. Empezaron aquellas marcas y empresas que daban gran prioridad a enriquecerse sin importar qué… o cómo. Y repito, que por encima de tener a trabajadores contentos (cobrando lo que se merecen por sus horas de trabajo) y quizás de elegir materiales de calidad, la prioridad número 1 era la riqueza material rápida dejando algunos valores de lado y crear una empresa que se expandiera de forma rápida y por todo el mundo.

MODA RÁPIDA: Mano de obra barata, productos de calidad media-baja——-> consumo desenfrenado.

Esto lleva a que son prendas hechas para durar poco, como duran poco, has de consumir a corto plazo, si encima estás condicionado por las tendencias, has de renovar constantemente, más consumo, como el consumidor consume mucho, se demanda a los trabajadores más velocidad, a la hora de producir, de diseñar, de todo el proceso. De ahí también que con un ritmo tan acelerado, se ha visto que algunas de estas marcas, ha copiado diseños idénticos de creadores “desconocidos” porque llevan tal presión creativa, que no fluyen ideas nuevas. El proceso rápido es el pez que se muerde la cola.

Y estas grandes empresas acaban acarreado a otras a seguir el ejemplo. Algunas empresas se fueron siguiendo el “chollo” de crecimiento y riqueza y otras se vieron condicionadas, porque al no haber producción local masificada en este país, muchos talleres de confección tuvieron que cerrar. Los talleres de confección, suelen trabajar para diferentes proveedores y marcas. Si un taller de confección que trabajaba para 10 marcas y 9 de ellas se van a Asia, es insostenible para el taller continuar con 1 marca.

 

moda-rapida.jpg4- Vale, entendido que la moda rápida tiene un proceso y unas finalidades determinadas y no cumple con los patrones de moda sostenible, pero ¿y si me gusta algo que no esté producido en España y esté producido siguiendo el patrón de moda sostenible? ¿O si tengo una marca sostenible española y existe la oportunidad de vender a mercado internacional?

Aquí es donde quiero llegar porque me parece según mis prioridades, la raíz.
Para mi es muy importante fomentar la economía de los dones y talentos, me refiero a consumir productos de creadores que hacen lo que hacen porque es su pasión, y lo que hacen es la expresión del talento que tengan. Por tanto, su motor a la hora de negocio, y su prioridad número 1 no es la riqueza material rápida sin valores y la expansión rápida, sino el expresar y hacer lo que les apasiona.

No significa que no puedan enriquecerse ni expandirse, por supuesto, pero no son su punto de partida estos dos valores (riqueza sin importar qué y expansión sin importar qué), sino la pasión y expresión que llevan a la riqueza importando cómo y la expansión importando cómo.

Cuando algo está hecho de corazón, (normalmente) de forma innata buscas calidad, buscas cuidado, buscas que todo el proceso sea respetuoso y coherente. Por tanto, el dedicarte a lo que te apasiona, hace que tengas unos valores más cuidadosos.

Fomentar la economía de los dones y talentos es beneficioso tanto para el creador como para el comprador. Uno gana al vivir de su pasión y otro lleva ropa de forma consciente, que le sirve de forma para expresar su estilo y son prendas con un trasfondo más “sano”.

Teniendo en cuenta que al crear desde tu pasión, sale (normalmente) de forma innata un proceso más respetuoso en medida a lo posible, para mi es fundamental apoyar este tipo de creaciones. En el caso de que una marca, un diseñado, creador tenga las puertas abiertas para vender de forma internacional, lo comparto totalmente. Al igual que un diseñador internacional con estos valores pueda acceder al mercado español.

Fomentando la economía de los dones y talentos, se apoya y se economiza el trabajar de tu pasión.

Cuando trabajas en algo que te apasiona, por lo menos en la parte profesional, te sientes pleno y feliz… entusiasmado… y lo profesional es una gran parte de cada uno, ocupas muchas horas del día… no es lo mismo acabar un día, una semana, un mes, un año, en un trabajo que te desmotiva y te frustra que en un trabajo que te apasiona. Es generar vitalidad y salud. Y potenciando esta economía de los dones y talentos, aportas la posibilidad de crecer a negocios que están formados por personas que disfrutan con lo que hacen. Es una forma muy práctica de co-crear felicidad y plenitud laboral.

moda-lenta

5- Ya pero…¿no es más práctico y beneficioso apoyar solamente lo local o los negocios próximos a mi zona?

Depende. Si un negocio próximo a tu zona está fomentando las marcas que tienen como prioridad número 1 el enriquecimiento y la expansión sin tener en cuenta los derechos humanos laborales, medioambientales, la calidad, la pasión por lo que hacen, la moda como medio de expresión, etc. según mi visión, aunque sea una tienda que está en tu calle, no es beneficioso de cara al cuidado humano-ambiental ni al crecimiento del fenómeno “moda como medio de expresión”.

Podrás conocer quizás al dueño, y querrás apoyar su negocio al comprar ahí con la mejor intención pero estaréis fomentando el fast fashion, uno como consumidor y el dueño del negocio como “embajador” de dichas marcas. Y no pasa nada, no se trata de criticar al propietario de un negocio, cada uno compra lo que quiere, pero si hablamos de moda sostenible, se ha de tener en cuenta que:

Comercio de proximidad no es sinónimo de moda sostenible.

Por tanto, para mi es beneficioso fomentar la economía de los dones y talentos. Si esto emerge cerca de tu zona, mejor que mejor. Para qué ir a buscar algo que tienes al lado a otro país, pero no excluyo que si en otro país una prenda, complemento o lo que sea, te resuena, sientes admiración por ello, viene de un creador que comparte su pasión, con cuidado, con amor por lo que hace, con un trabajo humano y digno, y no lo encuentras aquí, me parece genial fomentar ese tipo de mercado. Al igual que lo creado aquí con esta filosofía de producción, pueda expandirse por otros países.

 

6- Pero ésto genera impacto medioambiental, las marcas españolas sostenibles o éticas cuando quieren vender a otros países, o cuando compras algo por internet o en tienda, que viene de diseñadores éticos internacionales…

Ésto genera impacto medioambiental, el importar-exportar, por eso en esta sociedad no se puede etiquetar como que algo es 100% ecológico o biológico. Porque por pequeño que sea, algo contamina. En un proceso tan amplio como el textil, la contaminación que puede generar el importar y exportar prendas de marcas con un proceso de producción cuidadoso que quieren abrirse camino internacional, me parece mínimo comparado al impacto que hay detrás de la producción cuando se hace con des-localización (por ejemplo, la producción en Asia).

¿Qué impacta más al medioambiente?

Ésto:

Una marca por ejemplo española que produce en talleres de aquí, con materiales a poder ser cuidadosos, con calidad (dura tiempo la prenda), con una historia de fondo tras la prenda (creador expresando algo) abriéndose camino en el mercado internacional.

O ésto:

Una marca por ejemplo española que produce en Asia con materiales de calidad media-baja (dura poco tiempo la prenda) con la historia de fondo de producir más rápido para vender más rápido trayendo ese producto de Asia a España y generalmente al mercado internacional.

 

Bueno empezando por la calidad, lo que poco dura, se convierte en basura.
Lo que poco dura, se ha de renovar más a menudo.
Lo que se hace sin pasión, no fomenta los dones y talentos, sino que fomenta la supervivencia-riqueza como pilar fundamental.

Así que una marca ética sea de donde sea, que se quiere abrir mercado internacional, teniendo la accesibilidad y libertad de poder hacerlo, lo veo como una oportunidad de hacer crecer la moda con valores que viene de expresar algo (contarnos una historia) ——>Economía de los dones y talentos.

En el sector textil donde hay tantas ramificaciones y pasa por tantas manos (diseño, producción, embalaje, transporte, tiendas, consumidor) al apuntar directamente a la raíz ——–> apoyar al creador/emprendedor/empresa/marca que canaliza su pasión en profesión y de forma innata (normalmente) suele ser con la mayor ética posible, me parece la forma de hacer crecer y colaborar con una moda respetuosa.

 

7- ¿Una prenda hecha en España tiene más calidad que una hecha en Asia?

Alguien cercano me explicó que pidió varios presupuestos a proveedores chinos de un tipo de producto que esa persona hacía. Le hicieron un pedido muy grande y él no podía hacerse cargo de todo el pedido. Según me dijo, le ofrecieron diferentes tipos de calidad y ese producto en calidad media-alta, no salía tan económico, más o menos lo que cuesta aquí. Me dijo que había poca diferencia y además, había que contar en transporte. Así que no le salía rentable si quería ese tipo de calidad.

No soy una experta en ésto, no he estado en Asia pero me hace pensar que hay diferentes tipos de calidad de producto y mucho de lo que viene aquí, es de calidad media-baja. Sino sólo hay que echar una ojeada por las típicas tiendas de chinos… no son conocidas por su gran calidad.
Luego están las tiendas tan conocidas de Inditex, H&M, Primark, etc. que varía entre una y otra en calidad, también en precio. Zara es más caro que Primark, por ejemplo.

Por otro lado, puede haber algo hecho en España que provenga de materiales de baja calidad (producidos aquí o no). Lo habitual es que lo que está hecho aquí se suele usar material con más calidad. Un ejemplo es el calzado. Mucho calzado “Made in Spain” que se produce en la zona de levante tiene calidad, es cómodo y duradero. Pruebas unos zapatos de una tienda china y no dan el mismo resultado.

Lo que está claro es que la calidad tiene un coste. Simplemente por el hecho de que el material que se usa para hacer esa pieza, también tiene un coste. No es lo mismo usar un hilo frágil, fácil de romper que no tiene consistencia y es más barato, que usar un hilo con consistencia, resistente, que se mantenga a pesar del uso y es elevado el precio.

Así que tanto hecho aquí como en Asia si hay calidad, hay incremento de precio. Y si quieres calidad y no hay tanta diferencia entre lo que se puede producir aquí y allí ¿por qué no fomentar la producción aquí?

Después de estas preguntas y respuestas, me queda más claro lo que me apetece consumir y ésto me lleva a hacer una reflexión sobre mi fórmula a la hora de elegir ropa y a hacer un análisis de mi armario.

¿Qué te parece esta reflexión? Si tienes alguna idea o quieres aportar algo, ya sabes que abajo puedes comentar.

Gracias por la lectura 🙂

Anuncios

Conoce el trasfondo de la ropa

trasfondo-de-la-moda

Comparto un post que publiqué en mi otro blog “Que corra la luz” para ofrecer una vista en profundidad del proceso de producción de una prenda así como de los diferentes tipos de moda que existen.

Si en el post anterior “Cómo ser consciente de tu armario” se da un resumen del valor creador y del valor de consumo, ahora pasamos a informar sobre todo el pack que engloba la creación de una prenda de forma artesanal o en pequeña escala (con producción local).

Desde el punto 0 hasta que esa pieza está lista para el uso. Porque quizás ésto sea desconocido para algunos de vosotros y para conectar con el creador, se ha de conocer el proceso, en el cuál hay varias partes:

 

1- Proceso pre-producción

Este proceso abarca desde que el creador tiene la idea hasta que tiene todo lo necesario para poder darle forma a esa idea.

  1. Se parte de una idea que el creador necesita expresar. Cuento que necesita contar.
  2. Se explora el cómo dar forma a esa idea para que se convierta en una prenda.
  3. Se buscan métodos y materiales que puedan servir para dar vida a esa pieza: proceso de diseño.
    No todos los materiales sirven para dar el efecto que se quiere en una pieza y no todas las formas son las adecuadas para expresar lo que se necesita ser expresado. (Si quieres hacer un bolso rígido tendrás que utilizar un material rígido, si quieres una falda vaporosa no dará ese efecto si usas un tejido tieso).
  4. Una vez se tiene claro el cómo materializar esa idea, se realizan las muestras de diseño.

 

2- Proceso de producción

Este proceso parte una vez diseñada la pieza y escogidos los materiales hasta que la prenda queda realizada. (Aquí se puede contratar a talleres de confección/modistas particulares o si es en una escala muy pequeña, hacerlo el propio creador.)

  1. Con las muestras de los diseños, se realiza el patronaje y escalado (para disminuir o aumentar las tallas a partir de un patrón).
  2. Se corta el patrón en las telas. (Las telas las puede llevar el creador al taller de confección o el mismo taller las proporciona a elección del creador.)
  3. Se cosen las diferentes partes de una prenda hasta que se obtiene el resultado final. Se añaden las etiquetas interiores que van cosidas en la prenda.
  4. Se remachan los bordes de las costuras para que no se deshilachen y se realizan los acabados, como coser botones, ojales, añadir bolsillos, etc.

 

3- Proceso post-producción

Esta etapa es la que comienza cuando la prenda está hecha, hasta que es llevada a la venta.

  1. Proceso de planchado.
  2. Proceso de etiquetado (etiquetas externas, normalmente de papel)
  3. Envasado de las prendas y envío.

Este proceso es el más simple y directo. En procesos a grande escala, hay muchas más partes, por ejemplo, una vez acabada la pieza, el planchado lo suelen realizar en otra área. Entonces se necesita transporte del área de confección al área de planchado. A grande escala y sin producción local, ya sabemos de sobras las condiciones de trabajo en la que desempeñan sus tareas, y si a alguien le cabe duda, puede informarse más sobre este tema AQUÍ.

 

Pero de momento, este ejemplo de producción a pequeña escala es el que más conozco y sirve para lo que quiero tratar ahora: las diferentes categorías dentro de “moda respetuosa”.

Para aclarar estos asuntos, comparto una publicación escrita por Mireille Acquart (se dedica a la dirección y gestión de proyectos social y ambientalmente responsables y consultoría en moda ética y consumo responsable), publicada en la web “Ethical Fashion Space”.

 

MODA ECO, ÉTICA O SOSTENIBLE, ¿CUÁL ES EL NOMBRE CORRECTO?

El boom de lo verde, lo ecológico, orgánico y sostenible nos persigue desde hace un par de años, y seguramente una o dos veces has caído en la “tentación” de adquirir un producto con esta etiqueta, ya sea por elección o por moda, pero seguramente en algún momento te has preguntado si todas esas variantes precedentes a la palabra “moda” son sinónimos. Se refieren a lo mismo ¿no? ¿Se usan indistintamente? Aquí te explico.

⇒ Moda ecológica

⇒ Moda biológica/orgánica

⇒ Moda verde

⇒ Moda sustentable/sostenible

⇒ Moda lenta

⇒ Moda ética

Si bien todas las anteriores tienen en común el interés de fomentar la consciencia sobre el cuidado del medio ambiente y reducir los impactos que la producción de moda inflige sobre éste, no todas sustentan los otros 2 de los 3 pilares básicos de la Sustentabilidad: el ambiental, el económico y el social, que pueden extenderse hacia otros pilares complementarios como los aspectos culturales ligados al social o el de innovación y nuevas tecnologías, así como el político-organizacional que van muy de la mano del económico.

Y créeme, no te juzgo, es muy fácil dejarse llevar por la atracción que nos causa la bien empleada mercadotecnia o nuestra poca experiencia en el tema, y comprar todo lo que nos vendan con la promesa de que es verde, ecológico o sustentable, pero ¿realmente qué cosa es qué y cómo podemos diferenciar sus alcances? Te cuento de manera fácil, breve y sin rodeos:

La moda ecológica tiene como principio rector el respeto del entorno e infligir el menor impacto ambiental nocivo posible, más no se rige de manera formal ni abierta por el respeto de las condiciones laborales y el aumento de la calidad de vida para quienes figuran como mano de obra en esta industria.

Además, y así como la moda biológica/orgánica utilizan componentes que se obtuvieron por medio del cultivo ecológico: sin pesticidas, abonos químicos ni sustancias tóxicas.

Para le caso de la cosmética con este mismo nombre, no se admite el uso de conservadores, colorantes, perfumes sintéticos, siliconas ni aceites procedentes de la petroquímica durante el proceso de transformación y las pruebas en animales están prohibidas. La cosmética que se hace llamar natural, atentas(os), puede ser engañosa, ya que si bien utiliza activos naturales para crear sus productos (cacao, maracuyá, almendras, vainilla, algodón, y otros frutos), no quiere decir que no contenga conservadores o ingredientes químicos y sintéticos al igual que la cosmética convencional, sólo que lo hace en menores cantidades. 

Ahora si, la moda sustentable o sostenible (recuerda que es cuestión de léxicos –sostener o sustentar– pero para efectos prácticos, ambos vocablos se refieren a lo mismo) a diferencia de las anteriores, busca no sólo respetar el entorno que nos rodea y provocar el mínimo impacto ambiental dañino posible, sino también pretende generar una nueva forma de pensar y vivir en paz con nosotros mismos, nuestra cultura, nuestra forma de organización social y colaborativa, al mismo tiempo que busca mantener un equilibrio con el medio ambiente, favoreciendo el desarrollo de una sana economía local y una sociedad justa e incluyente.

Dentro de esta categoría encontramos dos esquemas de moda:

La moda lenta o slow fashion y la moda ética o ethical fashion.

La moda lenta o slow es aquella que se une al movimiento SlowFood adoptando varias de las características de éste, en particular la lucha contra la estandarización y masificación, en este caso de la moda, como lo es la llamada fast fashion, en dónde la rapidez, atemporalidad y transitoriedad son elementos icónicos. Vemos aparecer y desaparecer “tendencias” y temporadas de los aparadores cada 2 o 3 semanas, colecciones que van y vienen en cuestión de días. Lo que la moda lenta busca es extender la vida de los productos a través de su valor productivo y así, darle tiempo a las colecciones para ser elegidas, para ser producidas y para ser usadas.

Por último pero no menos importante, el término moda ética surge entre 2004 y 2007, entendiéndose como la alternativa dentro del marco del desarrollo sustentable que concentra las tres dimensiones de la sustentabilidad y sus subyacentes, siempre con la importancia y el valor de la dinámica ética entre el ser humano y éste en su interacción con la naturaleza, por lo que, funde la importancia de la dimensión económica (política-organizacional), humana (social-cultural) y medioambiental durante todo el proceso productivo sin dejar de lado la estética, el glamour y placer, que tanto atrae y vuelve locos a muchos.

Así que, ¡watch out! empresas, diseñadores, retailers y consumidores, no deben perder de vista el qué, cómo y cuándo producir, comercializar y consumir Moda. El término podría ser lo de menos mientras el objetivo sea el mismo: un futuro sostenible para las generaciones que hoy –aún– tenemos el placer de disfrutar y aprovechar y, para las generaciones futuras.

 

Vale, queda definido las partes del proceso de realización de una pieza y las diferentes categorías en cuanto a moda respetuosa. Pero todavía no tengo claro cómo elegir las prendas, o dónde elegir prendas de este tipo, o veo confuso el tema de si algo puede ser 100% ecológico… es el momento de hacer una síntesis con toda la información y ver qué posibilidades reales puedo tomar a la hora de elegir un producto.

Para ello, voy a hacer una auto-cuestionario en el siguiente post, formulándome preguntas a mí misma y viendo hasta dónde puedo responder, para saber cómo elijo una forma de compra u otra. No te lo pierdas porque seguro que alguna de esas preguntas te la formulas tú también y te sirven para encontrar tus propias respuestas 🙂

¿Ya conocías las diferentes partes del proceso creativo y las diferentes categorías dentro de la moda respetuosa? ¿Te llama la atención el slow fashion o eres más de fast fashion? Cualquier opinión o idea puedes comentarla abajo.

Gracias 🙂

La primera app móvil española de moda sostenible diseñada por un estudiante universitario

ethical time .jpg

El pasado domingo se inició una campaña de crowdfunding a través de la plataforma Verkami en la que el joven barcelonés, Ignasi Eiriz, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, presentaba su innovador diseño: la primera aplicación móvil española de moda sostenible. 

He estado charlando con él y acabo de publicar la entrevista en mi blog “Que corra la luz”. Está buscando ayuda para co-financiar el proyecto y hacer de él una realidad.

¿Quieres ayudar y formar parte del cambio?

Accede AQUÍ  a la entrevista.

¿Desconfías de la vida?

Captura

Hola chic@ss!! Como algunos ya sabréis, hace casi un mes, lancé un nuevo blog sobre moda sostenible, estilo y desarrollo personal.

Voy a compartir aquí uno de los posts que publiqué en el nuevo blog Que corra la luz .

Allá va!!

La desconfianza en la vida viene del ego. La confianza en la vida viene de la esencia. Así de sencillo.

Cuando vives desde el ego (la identificación con lo físico) hay desconfianza en la vida por el tipo de naturaleza del ego. Cuando vives desde la esencia (desidentificado del ego) hay confianza en la vida por el tipo de naturaleza de la esencia.

Para comenzar, hay que saber las diferentes cualidades procedentes del ego y de la esencia. De esta forma se podrá entender cómo operamos cada uno de nosotros al identificarnos con una u otra forma.
Cuando hablo de ego, no me refiero a la actitud egocéntrica, sino al conjunto de cuerpo físico, mental y emocional que tenemos.

Pepito Guachipei: Un momento!! Ya pillo la idea, la he leído en varios libros, he visto charlas, conferencias, encuentros donde explican eso.

Yo: Sí, yo también he leído sobre ello y he escuchado cosas. Y no estoy repitiendo como un loro cosas que he memorizado que me podían parecer ideas chulas e interesantes.

Pepito Guachipei: Entonces, ¿cómo sabes todo ésto? ¿lo has vivido?

Yo: Lo cierto es que si, lo he vivido y lo estoy viviendo. Es una experiencia propia.

Pepito Guachipei: ¿Sabes en primera persona diferenciar en ti el ego de la esencia? ¿Cómo lo haces?

Yo: Sé diferenciar en mi cuando funciona el ego y cuándo funciona la esencia, o más bien cuando toma las riendas de la vida uno u otro, porque la esencia funciona siempre incluso cuando aparentemente no lleva las riendas. ¿Cómo lo hago? Observando mucho, con apertura para mirar cosas de uno mismo que no gustan nada y hacerte responsable de lo que ves. Y fijándote en quién mira eso, los ojos del ego o de la esencia.

Pepito Guachipei: Ah vale, y ¿por qué cuando habláis de estas cosas todos coincidís en lo mismo como si lo sacarais del mismo manual.

Yo: Cada uno tiene su forma de expresión al tener cualidades únicas como persona pero la esencia es un mismo lenguaje para todos. Se puede decir lo mismo, dicho de diferentes formas.
Por ejemplo, un grupo de personas hace un viaje a París, idéntica ruta para todos. Lo que han visto en el viaje es lo mismo para todos. Pero cada uno explicará con sus palabras y a su manera ese viaje.

Pepito Guachipei: Ya entiendo, entonces lo que puedes aportarme tú sobre este tema puesto que ya he leído a otros, ¿es tu forma personal de expresarlo?

Yo: Si, es la misma historia contada desde mi experiencia, a través de mis ojos. Es lo mismo o parecido pero a mi manera.

Pepito Guachipei: Vale, pues me quedo aquí, a ver si me llama la atención tu forma de expresarlo.

Yo: Gracias Pepito. Continuamos con el post.

Hablábamos del ego. Mi ego sería el personaje de Ana. Físicamente sexo femenino, con unas creencias arraigadas por la suma de información, hábitos, costumbres, cultura y enseñanza que he ido absorviendo desde pequeña, más las emociones acumuladas a través de multitud de experiencias vividas. Lo que se conoce como una identidad, lo que crees que eres.

Esencia es el nombre que uso para nombrar a todo aquello menos conocido y más invisible e incluso eclipsado que está ahí más allá de lo físico y de la identidad. Se conoce también como conciencia, alma, ser superior o como cada uno lo quiera llamar. Me gusta la metáfora que usa Emilio Carrillo: llama al ego el vehículo y a la esencia el conductor.
Al analizar las cualidades de ambos, puedes encontrar diferente tipo de naturaleza, por tanto diferente percepción de la vida.

 

Cualidades del ego:

  • La naturaleza del ego es dual debida al juicio: bueno/malo, positivo/negativo. El juicio hace que la realidad sea divida en dos según el sistema de creencias instaurado en cada uno a través de lo que considera bueno o malo. Para uno según sus creencias, una misma cosa, puede ser buena o mala, según los ojos que miren.
  • Debido a la dualidad, se rechaza una parte de la vida. La naturaleza egocéntrica no abarca todo, siempre excluye algo que no encaja en su sistema de creencias.
  • El ego es limitado, el cuerpo físico-mental y emocional, llega un momento en el que tiene fecha de caducidad (muerte física). El ego vive en elpasado y en el futuro, nunca en el presente.
  • El control es el alimento del ego. Es estratega, organizador y controlador. Quiere llevar las riendas de la vida porque no confía en la vida, en lo que aparece de forma espontánea. Necesita mandar y controlar para existir. Si no se ocupa de llevar las riendas, surge el misterio de la vida y eso lo detesta.
  • El ego se nutre a través del miedo y la desconfianza. Son sus herramientas para seguir controlando y dirigiendo la vida. El miedo es una de las mayores estrategias de control.
  • El ego repite de forma automática creencias, hábitos, emociones y pensamientos que están instaurados en el cuerpo/mente cuando algo parecido ocurre. Por ejemplo: cuando un niño empieza a tomar contacto con el lenguaje y con su cuerpo físico a los pocos años de vida, reproduce y repite lo que ve. Si ese niño ve a su alrededor que un ser cercano, puede ser padre o madre, sufre y no acepta una muerte, es probable que quede alojado en el cuerpo físico/mental y emocional del niño, que la muerte es algo que provoca dolor, sufrimiento y es inaceptable. Si ese niño de adolescente, vive otra muerte, es posible que se repita ese dolor, sufrimiento y le parezca algo inaceptable. El ego reproduce lo que queda almacenado en uno desde pequeño. Si ese niño crece en un entorno en el que la muerte es tratada con dolor pero hay un duelo de aceptación, crecerá con otro sistema de creencias respecto a la muerte.

 

Por tanto la naturaleza egocéntrica está basada en:

Dualidad- Juicio- Creencias- División- Limitado- Pasado y futuro- Control- Miedo- Desconfianza- Repetición- Sufrimiento

 

Cualidades de la esencia:

  • La naturaleza esencial no divide. No tiene juicio. Abarca y abraza todo. No selecciona entre bueno/malo, positivo/negativo. Los ojos de la esencia incluyen todo aunque para el ego esté considerado como algo malo o negativo. Para la esencia es experiencia de vida simplemente. Todo es una expresión de la vida en cada una de sus formas.
  • Desde los ojos de la esencia, no hay nada en la vida que esté mal, por tanto, tiene la capacidad de recibir todo según venga. No rechaza una parte de la vida y acepta otra. Todo es abrazado. Cuando se habla de amor como energía universal, de esto se trata, de forma incondicional abarcar todo sin exclusión por juicio mental.
  • La esencia es ilimitada. Es una energía vibrante y sin forma. Y la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. No tiene fecha de caducidad. Y su único instante es ahora. No pertenece al tiempo. Se mueve de instante en instante.
  • En la naturaleza esencial, no existe el control. Posee una sabiduría ancestral y confía plenamente en la vida. Al aceptar la totalidad de la vida, no ha de estar alerta esperando estar a la defensiva controlando lo que va a venir. No necesita control porque confía y acepta todo lo que la vida desenvuelve. Tiene la certeza de la esencia y la vida es uno. Y todo lo que aparece, la esencia misma lo crea en cada momento y diseña su propia vida. Es como el actor que confía en su personaje porque ha elegido ese guión. Y a la vez ese guión lo puede modificar o improvisar si lo desea.
  • El miedo no existe en la realidad esencial. No hay nada que temer. Todo es perfecto como es y hay absoluta confianza en la vida. Se es libre al tener la certeza de que somos creadores de nuestra realidad y responsables de nuestra vida. El alimento de la esencia es permanecer en presente, aceptar y rendirnos al momento. Lo que es, es así. Dejar de luchar contra esa realidad. La esencia no trata de cambiar nada, sino de vivir amorosamente lo que se presente.
  • La esencia al desplegarse de instante en instante, no reproduce viejos patrones o creencias. Los niños antes de identificarse con el ego, viven en un momento a momento, con esa frescura de amor en acción. Hasta cierta edad, no se identifican con creencias, y viven de forma espontánea sintiendo la vida. Cualquier cosa es una aventura y disfrutan con todos sus sentidos cualquier pequeña anécdota, saborean la vida al ser uno con ella. La atemporalidad hace renovarse en cada instante.

 

Por tanto la naturaleza esencial está basada en:

Unicidad- Aceptación- Inclusión- Amor incondicional- Ilimitado- Presente- Confianza- Libertad- Rendición- Instante en instante- Plenitud

 

Como puedes observar, las cualidades entre una naturaleza y otra son muy diferentes y no complementarias. O está funcionando en uno una naturaleza o la otra. Las dos a la vez no pueden funcionar. O hay confianza o hay desconfianza. Cuando confías en algo no desconfías, y cuando desconfías no confías. Quizás si hay confianza, un minuto después puede salir la desconfianza, pero en el mismo instante, o funciona una o la otra, no las dos a la vez.

¿Y cómo sé qué naturaleza funciona en mí y cuándo?
Para no extenderme más aquí, esto lo vas a encontrar en el siguiente post. Podrás leer la segunda parte de esta trilogía “Desconfianza en la vida”. Parte 2. Ego en acción vs. Esencia en acción”. Hablaré de las dos formas de actuar de cada una de estas naturalezas, de forma práctica cómo funciona una u otra y los resultados que se obtienen de una y de otra.

¿Qué te parecen estas dos naturalezas? ¿Reconoces en ti ambas naturalezas?

Si quieres leer la segunda parte de la trilogía, la acabo de publicar y puedes leerla dando click en el siguiente texto:

DESCONFIANZA EN LA VIDA. PARTE 2. EGO EN ACCIÓN VS. ESENCIA EN ACCIÓN

Para no perderte las publicaciones semanales de mi nuevo blog, te recomiendo que te suscribas a la newsletter y así recibes en tu mail todas las novedades! 🙂

En la parte inferior de ESTE ENLACE puedes ir a la newsletter y suscribirte.

Gracias por vuestra lectura 🙂

 

 

¿Que corra la luz o que corra el odio?

star-2757162_1280.jpg

 

Añado el contenido que publiqué anoche en la página facebook de mi nuevo blog “Que corra la luz” tras la intensidad de todo lo que veía ayer en redes sociales.

Hace un rato he tenido el pensamiento “Quizás me he equivocado con este blog”.
Me explico, no equivocación de que lo que comparta piense que está mal sino que quizás es algo que no interesa.
Una de las partes cuando lanzas cualquier tipo de proyecto es a nivel personal por qué estás haciendo eso, y la segunda parte viene a nivel exterior con la siguiente pregunta: “¿Te parece que lo que aportes o sobre lo que trates, es un tema de interés?”

Hace un rato me venía la idea: ¿de verdad la temática que estoy tratando a la gente le interesa? ¿de verdad a la gente le interesa dejar de ser víctima, verdugo, salvador? ¿de verdad la gente quiere dejar de luchar, dejar de echar la culpa al otro, dejar de quejarse de todo?

Al observar hoy las redes sociales, las noticias, el ambiente en general, sólo veo quejas, violencia y en definitiva mucho ego. (Por mi cada uno puede poner y decir lo que le de la gana pero eso no quita que de mi observación sobre ello).

Me parece curioso cómo se pide respeto y libertad afuera a los demás, y todo lo que veo cuando uno opina diferente a otro es desprecio, ausencia de libertad al otro (como no piensa igual que tú, desacreditas su opinión, sea o no sea coherente lo que opine) y faltas de respeto. Se pide muchas veces lo que uno no sabe ofrecer o no quiere. Y si jode tanto la falta de libertad, la falta de respeto quizás hay que ver cómo anda uno mismo de eso, que al final cuando uno acepta sus sombras, acepta las de los otros.

También me parece divertidas esas personas que supuestamente, van de gurús, maestros iluminados, o de seguidores de gurús propagando luz por la vida, pero de repente dices uyyy! si tú que hablas de unidad y amor y te unes a las redes de meditación y amor del UNIVERSO que tal día convoca tal gurú y ahora estás excluyendo a los que no defienden lo que defiendes tú, o mejor dicho, tu ego está excluyendo… ¿desde cuando la unidad excluye? Pregunto.
Más que nada porque ya que defiendes la unidad, el amor universal, que todos somos uno, etc, quizás convendría aclarar si ese “somos uno” excluye a algunos. Somos Uno pero tú fuera!! no? 🤣🤣🤣 Porque por lo menos, la gente que no está metida en el mundillo espiritual, es más honesta con su ego.

Desde mi visión:

La libertad no me parece que sea algo exterior. Sino después de tantas guerras, batallas y luchas, no se seguiría buscando.

La libertad en uno no está fuera de uno. La libertad en uno es ser uno consigo, dejando que todos los fragmentos de uno sean como son (dejar que el ego esté ahí sin identificarte con él).
La libertad en uno es amar TODAS LAS PARTES que forman parte del humano que eres ahora.
La libertad en uno es AMAR TODA tu totalidad.

La libertad no tiene que ver con conquistas, ni con banderas. La libertad es vivir siendo uno y al ser uno vivirás y dejarás vivir SIN IMPORTAR lo qué pase afuera.

Y eso las grandes élites que dominan el mundo lo saben. Saben cómo funciona el juego del ego y el amor consciente. Pero no les interesa, porque sino no tendrían poder. Vivir desde el amor no interesa, no es rentable. Habría paz y no guerras. No interesa la paz.Con miedo se corrompe, se controla, se manipula y se enfrenta. Es un juego bien medido, bien conocido y bien jugado. Ahora tanto unos como otros se deben estar frotando las manos contentos porque han conseguido lo que querían: que la gente entre en el juego, se divida, haya confrontaciones y así tener la sartén por el mango (otra vez).
Tú eliges participar en él o no. La LIBERTAD es tuya. Yo paso. Observo, y me enfoco más en que corra la luz en lugar de que corra el odio.

Cómo ser consciente de tu armario

Fuente: https://www.quecorralaluz.com/como-ser-consciente-de-tu-armario/

En el post anterior hemos visto “3 principios básicos sobre moda y estilo” dando un repaso a la relación entre ambos y formas de conectar con el estilo, haciendo que la moda sea la manera de expresión del mismo.

Ahora vamos a pasar a tratar el tema de la importancia a la hora de elegir el vestuario y cómo estas elecciones afectan de forma individual y global.

 

1- Conexión con el creador/los creadores:

Ya hemos hablado antes de que la moda es algo que te entra por los ojos, el flechazo visual. Te sientes atraído por ciertas prendas a través de que eso llame tu atención y sea de tu estilo. Por tanto, hay una conexión entre tu estilo y el estilo del creador.

⇒ La moda como expresión: Ese modelo de prenda en concreto, ha captado tu atención y esa prenda cuando el creador la hace con pasión, cuando va más allá de hacer vestuario con el fin de ser puramente comercial y ganar mucho dinero, cuando se hace realmente como vocación y el creador disfruta con lo que hace, es cuando se está poniendo en práctica los dones y talentos, pasando a ser algo expresivo.

Cuando ocurre ésto, hay una historia detrás de cada pieza, no se hace así porque sí, porque se lleva o pensando de antemano en el público sino que nace como una necesidad expresiva y con el gusto del creador. Por tanto, la persona que diseña esa prenda, está dejando mucho de sí mismo en lo que hace.

A veces son colecciones sobre un tema que se quiere explorar, y dicha colección cuenta una historia, otras veces algunas marcas no siguen colecciones y simplemente diseñan de forma atemporal pero no por ello no hay historia detrás porque cada creador, tiene una gran historia de fondo, un estilo, unas experiencias, una visión sobre las cosas y todo ello es el motor de su creación.

Así pues, detrás de cada pieza (pertenezca o no a una colección) hay una historia.
Te fascinan las películas, los libros, los cuentos, las series… todo aquello que cuenta historias pero muchas veces, no ves que la moda no es sólo envoltorio, sino que se está narrando algo con esa pieza pero no es tan obvio conocerlo si no conoces al creador o no se explica por qué está hecha así esa pieza.

 

⇒ Intercambio expresivo entre el creador y el público: Así ocurre también con otras facetas artísticas, como por ejemplo, con la música. Aquellos que crean música sin imposiciones, están expresando algo a través de las canciones. Esa canción tiene una historia detrás pero al compartirla con la gente, cada persona que la escucha, se puede sentir identificada con ella. Servirle de reflejo de su propia historia. Entonces ocurre un intercambio expresivo.

Por algún motivo eso que ofreces, resuena con determinada gente, capta su atención y se lo hace suyo. Así ocurre también con la moda. Por tanto, es relevante tener en cuenta la conexión entre el creador y la persona que adquiere ese producto.

No es sin motivo esa conexión mágica. Y es una de esas cosas que parece invisible pero ahí está, sino no compraríamos determinados artículos. Algo hace que eso que ves, te atraiga. Quizás si cada uno se interesase más por las historias de las creaciones, entendería mejor por qué eso le llama la atención.

Cuando digo que se ha perdido bastante la esencia de concebir la moda como algo expresivo, me refiero justamente a ésto. El vestirnos de forma automática sin mirar con los ojos bien abiertos.

A veces cuando he intentado explicar ésto con gente cercana me comentan que es exagerada mi visión: “qué difícil lo haces, te vistes y ya está…” pero no puedo evitar tener esta visión sobre la moda. Para mi es imprescindible la visión expresiva de la moda. Al ser una herramienta de expresión, me parece útil que se use adecuadamente.

Cuando eliges vestuario con los ojos abiertos, das vida a esa creación, estás llevando a la calle esa pieza que tiene una historia detrás. Y le añades tu propia historia.

 

2- Responsabilidad con el consumo:

Aquello que compras puede servirte como canal de expresión de lo que eres: tu estilo + moda que lo representa. O puedes comprar por otros motivos. No es que una forma sea la buena y otra la mala, sino que con una puedes comprar lo que eres y con otra quizás no. Y no pasa nada si para alguien esto no es importante. Pero no cabe duda de que gracias al consumo tienes la opción de expresar lo que eres.

La responsabilidad con el consumo, no sólo se trata de elegir lo que te sirve como expresión de tu personaje, cada uno es responsable de dónde deja su dinero. El dinero no es sólo un papel o una moneda de cambio, es una energía. Y lo que das, recibes, como sucede siempre con la energía.

Hace tiempo en una clase de historia, el profesor nos propuso comprar un libro relacionado con el temario de clase. El coste del libro era a cargo de cada alumno.

Un alumno dijo que era injusto tener que comprar ese libro y que además lo veía caro (costaba unos 18 euros).

El profesor le preguntó cuánto dinero solía gastarse él (el alumno) un sábado de fiesta.

El alumno se quedó callado. Al final dijo que bastante más de 18 euros.

El profesor respondió que él no podía obligar a ninguno a comprar ese libro. En cambio si recomendaba hacerlo ya que era muy útil con el temario que estábamos dando, pero le hizo reflexionar sobre el valor de lo que consumía.

No es que el profesor estuviera en contra de salir de fiesta, y el coste de una noche de juerga. Sino que le hizo pensar sobre lo poco que se valora, lo que tiene valor. Así pues llegamos todos a la conclusión de que el libro era barato, para todo lo que lleva detrás: las horas de trabajo, la pasión del escritor, la historia que nos cuenta, los gastos de edición, de impresión, de distribución, etc. todo 18 euros.

Quizás cuando se sabe lo que hay detrás, se valora el precio. Quizás cuando se sabe lo que hay detrás, se prioriza una forma consumo respecto a otra.

No se trata de juzgar o imponer en otra persona dónde y cómo gasta su dinero. Sino ofrecerle algo que como a este alumno, le sirvió de reflexión. Se trata de que escojas lo que escojas, seas consciente.

Estoy cansada del mismo debate con gente sobre éste tema. Me decían: “Yaaa pero es tan difícil que cambie la forma como se produce la ropa… nosotros no podemos hacer nada… muchas empresas de poder las que mueven todo, manipulación, intereses…” mi respuesta fue: “¿Quien consume?, yo, y tú, y el otro, el otro, el otro, el otro…. si los consumidores no piden nada diferente, no sucede nada diferente. Así de simple.

 

Ejemplo:

Una tienda de regalos

1- Tiene 50% de su producto procedente de creadores que cuidan lo que hacen, que no lo hacen simplemente por ganar dinero, sino como vocación o pasión.

2- El otro 50% de su producto viene de marcas que no importa cómo esté hecho (explotación, moda rápida, etc)

Si el público de esa tienda empieza a poner su atención y a interesarse por consumir producto 1 (procedente de creadores que cuidan lo que hacen), están demandando ese producto. A la tienda lo que le interesa es vender. Si acaba siendo más rentable el producto 1, quizás el consumo de esta tienda pase a ser 70% producto 1 y 30% producto 2.

Si esa tienda apuesta por los creadores que cuidan lo que hacen pero su público no se muestra receptivo y escoge siempre consumir producto 2, al final esta tienda o tendrá que cambiar su dinámica y traer más producto 2, o tendrá que cerrar.

¿Quién puede transformar la situación actual? El consumidor. Y somos cada uno de nosotros.

Porque por mucho que haya creadores que se esfuercen por hacer algo ético, precioso, cuidado, y con toda la pasión del mundo, si eso no se compra, el creador no puede vivir gracias a ese negocio.

 

Ya sabemos que vivimos una la sociedad en la que existe el dinero. Se puede hacer lo que quieras por amor al arte pero hay unos gastos mínimos que cubrir. El dinero es necesario. Y según donde enfoques el dinero, estás haciendo crecer una cosa u otra. A la vez que lo que das, recibes.

Pero es imposible consumir algo que esté 100% hecho de forma sana, ¿no? ¿Cómo saber si lo que consumo está hecho con ética y está hecho con amor? ¿Cuál es la diferencia entre moda ecológica, moda sostenible, moda ética, slow fashion y estas nuevas etiquetas sobre moda?

En el siguiente post se tratarán estos temas a fondo. Se buscarán soluciones y se ofrecerá más información sobre consumo responsable.

¿Te ha pasado eso de conectar con algún creador e identificarte con lo que hace? ¿Qué te parece el tema del enfoque del dinero? Cualquier idea no dudes en comentar abajo 🙂

Gracias 🙂

5 razones para seguir a Que corra la luz

Made in CC

quecorralaluz

Esta primavera, para mi cumpleaños, di mi palabra de honor dos veces. Primero, a mi pareja, tras recibir su declaración de amor en forma de anillo de compromiso. Segundo, a una amiga, tras recibir su llamada de felicitaciones y quedarme seducida por su propuesta : participar en la creación de su blog sobre moda, estilo, creatividad y desarrollo personal. En un abrir y cerrar los ojos, me apunté a una doble ración de aventura : al sueño de mi boda y al sueño de Ana. Tras meses de mucho coaching, training, emailing y Whatsapping, ¡os presento 5 razones para seguir a la bombilla de Quecorralaluz.com!

Ver la entrada original 390 palabras más